¿Cómo funciona un certificado SSL?

Los certificados SSL utilizan algo llamado criptografía de clave pública.

Este tipo particular de criptografía aprovecha el poder de dos claves que son largas cadenas de números generados al azar. Una se llama clave privada y la otra se denomina clave pública.

Un navegador o servidor intenta conectarse a un sitio web (es decir, un servidor web) protegido con SSL. El navegador / servidor solicita que el servidor web se identifique.

El servidor web envía al navegador / servidor una copia de su certificado SSL.

El navegador / servidor verifica si confía o no en el certificado SSL. Si es así, envía un mensaje al servidor web.

El servidor web envía un acuse de recibo firmado digitalmente para iniciar una sesión cifrada SSL.

Los datos cifrados se comparten entre el navegador / servidor y el servidor web.

Hay muchos beneficios al usar certificados SSL. A saber, los clientes de SSL pueden:

  • Utilizar los HTTPs, lo que provoca un ranking de Google más fuerte
  • Crea experiencias más seguras para tus clientes.
  • Construir la confianza del cliente y mejorar las conversiones
  • Proteger tanto el cliente como los datos internos.
  • Cifrar la comunicación de navegador a servidor y de servidor a servidor Aumenta la seguridad de tus aplicaciones móviles y en la nube.